Archivo de la etiqueta: tipografía

No sin mi Comic Sans

Comix Sans

La fuente Comic Sans fue creada en 1994 por Vincent Connare, un diseñador gráfico contratado por Microsoft para elaborar una tipografía amable (?) y algo infantil. Más tarde la fuente sería incluida dentro de la lista de los 25 peores productos informáticos de la historia.

Dado que Connare se inspiró en las fuentes de los cómics que tenía por su despacho, Watchmen por ejemplo, cabe pensar que esta tipografía se debería usar para textos cortos y no para escribir un documento entero. A pesar de ello, es una de las fuentes que más se han usado durante los últimos años, y se sigue usando. Hoy en día parece ser la línea de separación entre los que tienen buen gusto y los que no. Ha habido numerosos movimientos en la red para concienciar a todos aquellos que aún piensan que la Comic es una fuente simpaticona y existe una página de Flickr donde se muestran los peores usos dados a esta tipografía del demonio.

Los del café de Starbucks están a la espera de que la Helvética pueda ganarle terreno a la tipografía de exámenes, de carteles de bocadillos y de apuntes de la Fcom.

Material utilizado:

  • Imagen: elaboración propia.
  • Texto: elaboración propia.
  • Vídeo: canal Hinigo121
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Diseño periodístico, Tipografía

Imitemos los manuscritos

La tipografía cursiva es aquella que se caracteriza por la inclinación de sus caracteres y por parecerse a la letra manual. Su inventor fue Aldor Manucio y esta es su historia.
Manucio pretendía que los escritos llevaran un tipo con el que los humanistas de la época se identificaran, para ello usó como referencia la escritura que estos usaban en sus obras. Al principio, el hecho de que hubiera tantas ligaduras dificultaba la lectura, pero poco a poco, y gracias a esa imitación de la escritura manual, se convirtió en un tipo bastante legible. Nació en el siglo XVI y tuvo una gran aceptación por todos los impresores de Europa, teniendo éxito resaltable allí donde se creó, Italia (de ahí su nombre “itálica”). Manucio abrió el camino para la itálica en toda Europa.

Foto 1

Si hay que hablar de otro nombre importante dentro de la historia de la tipografía cursiva, ese es Arrigui. Su primera fuente presentaba una ligera inclinación y era algo estrecha y en vez de remates se observaban lágrimas. Otro tipógrafo a destacar es Tagliente, su tipografía era muy parecida a la de Arrigui pero la inclinación era mayor y algo más condensada.

Algo que llama la atención es el hecho de considerar tipografía cursiva a la creada por Castiglioni. Sus letras son perfectamente rectas sin ningún tipo de inclinación. La característica de la cursiva es su cursividad, no su inclinación, a pesar de que muchos tipógrafos consideraran que “itálica” provenía de “inclinado”.

En este punto se pueden señalar las principales características de los tipos cursivos:

-Verticalidad de la caja alta

-Cursividad de la caja baja

-Terminación de ascendentes y descendentes de caja baja en lágrimas o remates

Foto 1

El conocido tipógrafo Garamond también creó una cursiva, es más, su primera creación era una letra a caballo entre la de Manucio y la de Arrigui.

Foto 3

Al entrar en el siglo XVII nos encontramos con una tipografía bien anclada en la cultura tipográfica y que contaba con algunas características como la inclinación marcada y la irregularidad de su modulación.

En 1702, durante el reinado de Luis XIV en Francia, se crea la tipografía cursiva que serviría para dar paso a la contemporánea, esta es la tipografía de transición.

Foto 4

Ya en el siglo XX se habla de la Monotype Corporation. Se sacaron tipografías al mercado inglés más acordes con los gustos de la época entre los que se encuentran algunas cursivas:

-Centaur (1929)

Foto 5

-Bembo (1929)

Foto 6

-Blado (1923)

Foto 7

Material utilizado:

  • Texto: Manual de tipografía de José Luis Martín y Montse Ortuna. 
  • Imágenes: escaneos de distintos libros de tipografía.

Deja un comentario

Archivado bajo Tipografía

Las tipografías de Triana

Si paseas por sus calles nunca dejarás de saber donde estás. Bares, farmacias, tiendas de bicicletas y casi cualquier tipo de comercio lleva el nombre del barrio más famoso de Sevilla. Desde las romanas hasta las egipcias y pasando por las palo seco y las fantasía. En Triana, barrio y palabra, cabe cualquier tipo de letra. Así, por ejemplo, podemos encontrar numerosos letreros en los que las letras romanas son las protagonistas. Las astas de diferente grosor y con remates se encuentran en casi cualquier rincón del barrio.

T de Triana

  Mosaico Triana

También podemos encontrar algunas tipografías que siguen el patrón egipcio, aunque éstas son las que menos abundan. Este tipo de letra se parece a la romana pero con la diferencia de que sus astas son todas del mismo grosor. También tienen remates.

De Triana

Las palo seco abundan más que las egipcias pero menos que las romanas. Este tipo de letra se caracteriza por la ausencia de remates. Sus astas pueden tener el mismo grosor o no tenerlo.

Asociación cultural sevillista de Triana

Triana chino

Y por último están las tipografías de fantasía, las que más abundan. Este tipo de letra no sigue ningún patrón, por eso todo se deja a la imaginación, y de eso en Triana tienen mucho.

De Triana

Gente de Triana

Galería de fotos de tipografía de Triana

Material utilizado

  • Texto: elaboración propia.
  • Imágenes: propias.

Deja un comentario

Archivado bajo Tipografía, Uncategorized

Breve historia de la tipografía

“La tipografía es el arte o técnica de reproducir la comunicación mediante la palabra impresa”. De esta forma describe el británico Ruari McLean al asombroso mundo de la expresión de palabras mediante caracteres comunes a la mayoría de las personas.

Pero para entender la tipografía y su historia hay que acudir al desarrollo del alfabeto y la escritura, lo que supone que estas tres disciplinas sean inherentes las unas con las otras. El primer lenguaje escrito fonético, o del primero que se tiene constancia, apareció cerca del año 1.500 a. C., cuando los fenicios asignaron un signo para cada uno de los 22 sonidos consonantes. Este pueblo, situado en la costa mediterránea oriental, explotaba al máximo el transporte marítimo, lo que hizo que alrededor del año 800 a. C. su alfabeto se hubiese difundido hasta Grecia, donde comenzó a convivir con otros desarrollados en este país. Algunos años más tarde, allá por el 500 a. C., los romanos extendieron su imperio consiguiendo que el alfabeto romano se convirtiera en un conjunto establecido de signos en muchas partes de Europa y Asia Menor. En el alfabeto romano está el origen de la caja alta y la caja baja, o lo que es lo mismo, las mayúsculas y las minúsculas. En el Imperio Romano se usaban dos tipos de letras, las capitales o mayúsculas para los escritos oficiales y un estilo cursivo para cartas y demás documentos menos formales. Este estilo cursivo sería el origen de lo que actualmente se denomina letra minúscula.

Primer alfabeto de la historia

Letra A en pictograma, fenicia y griega.

El hijo predilecto de Maguncia

La historia de la tipografía no podría entenderse sin Johann Gutenberg (1397-1468), el inventor de los primeros tipos móviles. Gutenberg conocía la técnica de fundir monedas y medallas y para fundir caracteres empezó tallando en relieve cada uno de ellos en un bloque de acero, con lo que obtenía los punzones correspondientes a cada letra y signo. Más tarde, estampaba esos punzones sobre bloques de metal más blando convirtiéndolos en matrices que había que transformar a su vez en moldes. Con esta técnica el herrero alemán creó la Biblia de las 42 líneas, el primer libro impreso en el mundo occidental, y con el Gutenberg se arruinó debido al alto coste de su impresión. Los caracteres usados por Gutenberg para este libro pretendían imitar la caligrafía de los misales de la Iglesia de los Alpes, la letra gótica, que poco después se convertiría en la modalidad de letra más utilizada en Alemania. Pero a pesar de ello, cuando la imprenta empezó a extenderse rápidamente por toda Europa, la escritura redonda humanística fue la que se impuso.

Biblia de las 42 líneas de Gutenberg.

Página de la Biblia de .las 42 líneas de Gutenberg.

Revolución industrial

A finales del siglo XVIII la imprenta estaba totalmente instalada en toda Europa y ya podía hacerse la clasificación básica de los tipos de letras. Los cinco grandes tipos de familias tipográficas son las romanas, egipcias, palo seco, cursiva o caligráfica y los tipos de fantasía.

Romanas, egipcias, palo seco, caligráficas y de fantasía.

Material utilizado 

  • Texto: “Manual práctico para el diseño tipográfico” de Christopher Perfect, editado por Blume. “Manual de tipografía” de Ruari McLean, editado por Hermann Blume Ediciones. “Tipografía básica” de Philipp Luidl, editado por Campgràfic.
  • Foto: imágenes escaneadas del libro “Tipografía: función, forma y diseño” de Phil Baines y Andrew Haslam.
  • Vídeo: Canal de Darhh1

Deja un comentario

Archivado bajo Tipografía