Breve historia de la tipografía

“La tipografía es el arte o técnica de reproducir la comunicación mediante la palabra impresa”. De esta forma describe el británico Ruari McLean al asombroso mundo de la expresión de palabras mediante caracteres comunes a la mayoría de las personas.

Pero para entender la tipografía y su historia hay que acudir al desarrollo del alfabeto y la escritura, lo que supone que estas tres disciplinas sean inherentes las unas con las otras. El primer lenguaje escrito fonético, o del primero que se tiene constancia, apareció cerca del año 1.500 a. C., cuando los fenicios asignaron un signo para cada uno de los 22 sonidos consonantes. Este pueblo, situado en la costa mediterránea oriental, explotaba al máximo el transporte marítimo, lo que hizo que alrededor del año 800 a. C. su alfabeto se hubiese difundido hasta Grecia, donde comenzó a convivir con otros desarrollados en este país. Algunos años más tarde, allá por el 500 a. C., los romanos extendieron su imperio consiguiendo que el alfabeto romano se convirtiera en un conjunto establecido de signos en muchas partes de Europa y Asia Menor. En el alfabeto romano está el origen de la caja alta y la caja baja, o lo que es lo mismo, las mayúsculas y las minúsculas. En el Imperio Romano se usaban dos tipos de letras, las capitales o mayúsculas para los escritos oficiales y un estilo cursivo para cartas y demás documentos menos formales. Este estilo cursivo sería el origen de lo que actualmente se denomina letra minúscula.

Primer alfabeto de la historia

Letra A en pictograma, fenicia y griega.

El hijo predilecto de Maguncia

La historia de la tipografía no podría entenderse sin Johann Gutenberg (1397-1468), el inventor de los primeros tipos móviles. Gutenberg conocía la técnica de fundir monedas y medallas y para fundir caracteres empezó tallando en relieve cada uno de ellos en un bloque de acero, con lo que obtenía los punzones correspondientes a cada letra y signo. Más tarde, estampaba esos punzones sobre bloques de metal más blando convirtiéndolos en matrices que había que transformar a su vez en moldes. Con esta técnica el herrero alemán creó la Biblia de las 42 líneas, el primer libro impreso en el mundo occidental, y con el Gutenberg se arruinó debido al alto coste de su impresión. Los caracteres usados por Gutenberg para este libro pretendían imitar la caligrafía de los misales de la Iglesia de los Alpes, la letra gótica, que poco después se convertiría en la modalidad de letra más utilizada en Alemania. Pero a pesar de ello, cuando la imprenta empezó a extenderse rápidamente por toda Europa, la escritura redonda humanística fue la que se impuso.

Biblia de las 42 líneas de Gutenberg.

Página de la Biblia de .las 42 líneas de Gutenberg.

Revolución industrial

A finales del siglo XVIII la imprenta estaba totalmente instalada en toda Europa y ya podía hacerse la clasificación básica de los tipos de letras. Los cinco grandes tipos de familias tipográficas son las romanas, egipcias, palo seco, cursiva o caligráfica y los tipos de fantasía.

Romanas, egipcias, palo seco, caligráficas y de fantasía.

Material utilizado 

  • Texto: “Manual práctico para el diseño tipográfico” de Christopher Perfect, editado por Blume. “Manual de tipografía” de Ruari McLean, editado por Hermann Blume Ediciones. “Tipografía básica” de Philipp Luidl, editado por Campgràfic.
  • Foto: imágenes escaneadas del libro “Tipografía: función, forma y diseño” de Phil Baines y Andrew Haslam.
  • Vídeo: Canal de Darhh1
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Tipografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s